miércoles, 8 de abril de 2015


¿Necesitas un cambio en tu vida?

A veces sentimos que falta algo en nuestra vida, que lo que antes nos llenaba (o creíamos que nos llenaba) ya no tiene sentido. Y comenzamos a buscar y buscar o, por el contrario, nos quedamos simplemente quietos culpando a las "circunstancias"... 

En nuestro día a día desarrollamos muchas tareas o actividades que nos mantienen ocupados, casi no hay tiempo de pensar, pero cuando estas actividades terminan y volvemos a nuestras casas, los problemas parecen regresar y comienza aquí el desanimo. ¿Te resuena?

Cada experiencia nos aporta una oportunidad de aprendizaje y evolución, sin embargo, si sentimos que todo se torna en problema, conflicto o dificultad, es que hay algún aspecto de nuestras vidas que necesita, como mínimo, ser revisado. Aquí os dejo algunas señales que nos ayudan a identificar que nuestra vida necesita algún cambio:

- Padeces dolor de cabeza e insomnio con frecuencia
(descartado cualquier problema médico).  En la mayoría de los casos se debe al estrés, a una sobrecarga de actividad física y/o mental. En este caso tienes dos opciones: buscar lo que está causando estos síntomas y cambiar, o aprender a convivir con ello de la mejor manera posible para que te afecte en menor medida.   

- Las cosas que antes te gustaban, han perdido su gracia.
Si ya no tienes ganas de hacer aquello que te gusta, o sientes que no tienes energía como para salir con amigos, será más complicado cumplir con las obligaciones cotidianas. Tomate unos minutos de reflexión y date permiso para volver a disfrutar de las pequeñas cosas.

- ¿Existía alguna cosa que te hacía feliz, y de un momento a otro dejó de apetecerte? 
Es un claro indicio de que algo no está bien y sería conveniente identificar qué es antes que termine por afectar a otras áreas de tu vida.   

- Tu círculo de amigos y familiares cercanos es cada vez menor. 
Es normal que, a medida que pasa el tiempo, tengamos menos tiempo para salir con todas las personas que conocemos y que cada vez seamos más selectivos a la hora de relacionarnos. Sin embargo, si en algún momento te das cuenta que te apartas cada vez más de las personas y no logras encontrar un momento para compartir con ellas, es necesario que analices si realmente es más importante para tu felicidad ocupar todo tu tiempo en tus tareas o estar con aquellas personas con las que disfrutas.   

- Tu autoestima está baja.  
Si te pones cualquier cosa porque no tienes ganas de arreglarte, si no te gusta lo que ves en el espejo, si te sientes insegur@, tu vida necesita un cambio. La baja autoestima, además de un problemas con la apariencia por una "no aceptación" de uno mismo, también surge de la importancia que damos al trato que nos dan las personas de nuestro entorno. Si no somos capaces de aceptarnos y valorarnos a nosotros mismos, difícilmente conseguiremos que otros lo hagan. Mírate al espejo y decreta: "me acepto y me apruebo". Cambia la imagen que tienes de ti mism@.

   
- No consigues escapar de la rutina. 
Por más que tengas la voluntad de hacer otras cosas, no tienes el ánimo suficiente como para estudiar inglés, asistir a las clases de baile que tanto querías, o realizar cualquier otra actividad que te gustaría si no estuvieras tan ocupad@. Probablemente haya algo que está bajando tu energía, por lo tanto es hora de parar y definir tus prioridades para encontrar el equilibrio entre las obligaciones y el placer. 

- Vives aburrido
Cuando tienes un montón de cosas para hacer y nada te da ánimos, cuando cambias de una actividad a otra, cuando te sientes desanimado... el problema probablemente resida en tu mente, en que no consigues ver el lado bueno de las cosas, en la creencia de que todo "lo bueno" conlleva un esfuerzo y que no vale la pena esforzarse para nada.   


- Miras al reloj cada cinco minutos. 
Evidentemente todos queremos, en un momento dado, que llegue la hora de salir del trabajo, o que el tiempo pase porque tenemos algo importante que hacer. El problema comienza cuando, todos los días, pasas la mayor parte del tiempo mirando el reloj para que pasen las horas incluso si no va a suceder nada diferente. Si esto ocurre, es que sientes que no hay nada interesante en tu vida y entonces es cuando se requiere el mayor cambio: recuperar la ilusión por la vida ... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario